El suicidio no discrimina, y para prevenirlo nosotros tampoco. #BeThere. Septiembre marca el Mes de Concientización sobre la Prevención del Suicidio y nos brinda la oportunidad de unirnos en torno al objetivo común de prevenir el suicidio en nuestras comunidades. Los temas que nos dividen han recibido titulares nacionales, pero los temas que conducen a la muerte por suicidio son los que todos debemos enfrentar por igual. Nadie es inmune a los trastornos alimentarios, la depresión, el TEPT, el trastorno por uso de sustancias, la enfermedad, la pérdida del trabajo o cualquiera de los innumerables factores de riesgo que pueden llevar a alguien a considerar el suicidio. Para ayudar a poner fin a esta epidemia, debemos dejar de lado nuestras suposiciones y prejuicios preconcebidos sobre el suicidio y las personas que pueden estar en riesgo.

Hay ayuda disponible.
Como proveedor local confiable de atención médica del comportamiento, nuestro equipo en Reasons se dedica a cambiar la narrativa nacional sobre el suicidio de una manera que promueva la esperanza, la resiliencia, la igualdad y la recuperación. Se encuentran disponibles servicios de salud mental que utilizan tratamientos y apoyo comprobados basados ​​en evidencia. En Reasons, ofrecemos atención psiquiátrica para pacientes hospitalizados por trastornos alimentarios, lo que nos brinda una experiencia única en el manejo de pensamientos y comportamientos suicidas.

Si usted o alguien que conoce está experimentando una crisis emocional o pensamientos suicidas, la Alianza Nacional de Acción para la Prevención del Suicidio ofrece apoyo confidencial y recursos para crisis las 24 horas del día, los 7 días de la semana:

Recursos adicionales para utilizar:

  • Trevor salvavidas, el único salvavidas nacional 24/7 para jóvenes LGBTQ: llame +1 (866) 488-7386.
  • Línea de crisis de veteranos, para veteranos militares de EE. UU.: llame +1 (800) 273-8255, presiona 1.

Los eventos recientes demuestran que nadie está fuera del alcance de las luchas de salud mental. Los atletas olímpicos, músicos y diseñadores de moda no son inmunes, y tampoco lo son usted, sus amigos o sus familiares.

Es hora de que dejemos de asumir quién está y quién no está en riesgo, ya que estas suposiciones pueden hacer que ignoremos las señales de advertencia. Solo porque a alguien parece que le está yendo bien en su nuevo trabajo, no debemos ignorar el hecho de que ha dejado de comunicarse con amigos y de dedicarse a sus pasatiempos. Solo porque alguien parezca feliz/contento en sus fotos en las redes sociales, no ignoremos su aumento en el uso de sustancias, comportamientos alimentarios desordenados y aislamiento social.

Una simple conversación puede salvar una vida.
Es hora de dejar de pensar que ciertas personas en nuestras vidas están por encima de esta epidemia, y es hora de comenzar a ver a todos los que nos rodean por lo que son: humanos. Seres humanos con vidas complejas, traumas potencialmente desconocidos y un valor igualmente importante para el mundo. Deja de asumir y comienza a preguntar: "¿Está todo bien?" Una simple pregunta y una conversación pueden salvar una vida. Los tratamientos efectivos y los profesionales de la salud mental compasivos y expertos están listos y esperando para ayudar.

Todos debemos unirnos para educarnos, #BeThere para nuestros seres queridos y llevar la lucha contra la prevención del suicidio más allá de septiembre y en nuestra vida cotidiana.